Ambiente

La reserva forestal que desaparece poco a poco en Cañaveral

Foto: Miguel Vergel / VANGUARDIA)

Habitantes y líderes cívicos de Cañaveral Floridablanca, Santander, manifiestan que desde hace varios años vienen invadiendo dicha reserva forestal del área metropolitana de Bucaramanga, en donde aumenta la tala de árboles advierten. A pesar de las denuncias interpuestas, las autoridades “no han actuado”.

La reserva forestal está ubicada en cercanías de la clínica Ardila Lulle, al frente de las torres de apartamentos “Vista Azul y Monticello. El área fue invadida hace varios años y desde entonces se han talado los árboles de la reserva”, denunció Andrea Acosta, una residente del sector.

Acosta asegura que entre los vecinos se identificó que “él señor le pone químicos a los árboles para secarlos, y luego los tala entre las cuatro y cinco de la madrugada. Él cogió la reserva como una finca y está sembrando plátano».

“Además de la cantidad de árboles, ese lugar también es el hábitat de una gran variedad de pájaros y de iguanas… Es un daño ecológico. En 2017, ordenaron el desalojo de esta persona, pero no se ha cumplido”, agregó.

Gloria Bermúdez, habitante del sector de Cañaveral, en Floridablanca, dice que le “da tristeza ver como desaparece una de las pocas reservas forestales de la ciudad… y todo ocurre en las narices de las autoridades; no hacen nada”, manifesta, 

Construcción de dos casas

Los habitantes dicen añorar el verde de la naturaleza de antes,  “ahora se ven parches marrones, donde antes era todo verde y lleno de árboles”, advierte la comunidad.

Una periodista y activista ambiental de la ciudad, hace seguimiento a este caso desde sus inicios. “Desde febrero de este año se construyeron dos casas de ladrillo allí, a pesar de las numerosas denuncias radicadas y de las manifestaciones públicas… Ya no sabemos qué hacer. Hace cerca de 15 años se invadió esta reserva”., explica Ruby Morales.

Lo que más indigna a la ciudadanía, es que ni por medio de la justicia se ha logrado garantizar la protección del área natural. Según Morales, hay un fallo “de acción popular, que en octubre próximo cumplirá cinco años desde que se profirió”.

La Corporación Autónoma para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, Cdmb, ha recibido reportes sobre los hechos, pero dicha autoridad ambiental no se ha pronunciado.

Tres diferentes dependencias de la Alcaldía de Floridablanca como Planeación,  Oficina de Gestión Ambiental y Mitigación del Riesgo, no dan respuesta sobre los hechos.

Datos:

* 14 mil 686 metros cuadrados de extensión tiene dicha reserva natural, según datos oficiales.

* Los reportes señalan que, en varias oportunidades, el ciudadano señalado como invasor ha cometido agresiones y amenazas contra integrantes de la comunidad.

Leave a Comment

uno + dos =