Opinión

Bumangueses sin agua potable

Ayer detonó la crisis del agua que viven más de 30 mil familias de Bucaramanga, quienes en su gran mayoría se encuentran en asentamientos humanos localizados en casi todas las comunas de la ciudad y en sus 3 corregimientos.

Esta es una problemática de hace más de 20 años que ha afectado los barrios más vulnerables de la ciudad, año tras año y administración tras administración no han brindado las mínimas garantías para suplir los servicios públicos incluido el agua potable.

Al parecer el Acueducto de Bucaramanga, tendría regulada la presión del agua para los barrios de la ciudad, ¿Por qué será que cuando se entrega un edificio hecho por constructoras, en este caso si se ofrece el agua con las mejores condiciones a todos sus apartamentos?, pero cuando de barrios vulnerables se trata la presión del agua es mínima o casi nula, ¿ cómo es posible que un asentamiento que está ubicado a 700 msnm, la presión del agua no alcance a llegar a un segundo piso y, en pleno centro de Bucaramanga que la altitud es de 997 msnm, la presión alcanza a más de diez pisos sin el uso de motobombas?.

El embalse de Bucaramanga construido entre el 2012 y 2015, su infraestructura fue contemplada para almacenar 17.6 millones de metros cúbicos de agua, regulando un caudal de 1.000 litros de agua por segundo, que se sumarían al sistema del Acueducto de Bucaramanga, teniendo en cuenta el crecimiento poblacional hasta el año 2050, entonces ¿por qué la presión del agua no es la misma para los sectores más vulnerables?.

La Alcaldía de Bucaramanga desde la pasada administración, pretende convertir la represa del río Tona en un sitio de recreación y turismo, pero no se ha preocupado por realizar obras de implementación para que el embalsé de Bucaramanga entre en funcionamiento, con estas obras posiblemente se solucionaría la problemática que hoy en día sufre el Barrio El Pablón y otras comunidades aledañas, que no cuentan con un servicio de agua potable óptimo.

En pleno siglo XXI, los barrios ubicados en la comuna 10 y 11 como lo son Luz de Salvación I y II o las veredas que se encuentra a escasos metros de la planta de tratamiento, no cuentan con agua potable, sin mencionar que los asentamientos como Villa Carmelo, Villa Luz, El Nogal y Vijagual ubicados en el corregimiento uno, obtienen el agua de un acueducto veredal sin ningún tipo de tratamiento, las familias tienen que hervir el agua en casa para poder tomar y preparar sus alimentos, ¡esto no tiene presentación!.

Como ciudadano y líder social, invito al Alcalde de Bucaramanga, Ingeniero Juan Carlos Cardenas y a la Ingeniera Zoraida Ortiz, Gerente del Acueducto de Bucaramanga, a que tomen acciones inmediatas para garantizar el preciado líquido a los más de 30 mil bumangueses que protestaron el día de ayer con justas razones.

Por último, invito a la administración a dejar las diferencias y trabajar conjuntamente con el EMPAS, para darle solución a esta problemática y, también ya es hora de que se unan para iniciar la construcción de las dos PTAR, una en el Parque industrial que debió comenzar su construcción en el 2018 y la del Río Suratá, que debería iniciar el próximo año.

Por: Juan Gutiérrez

Leave a Comment

tres × cinco =