Veeduría

Con sed y el agua lejos

Más de 30 mil personas en Bucaramanga no cuentan con agua potable en la ciudad, para obtener el preciado líquido deben vivir un viacrucis, conseguir el agua en barrios aledaños, en algunos casos, hacia las 2:00 am. y 3:00 am. tienen que recolectar agua en baldes.

Como forma de protesta más de 200 personas se dieron cita frente a la alcaldía de Bucaramanga el pasado 4 de noviembre, donde realizaron un plantón por el agua potable. Han sido varios los llamados e intentos fallidos por parte de las comunidades para que el alcalde de Bucaramanga Juan Carlos Cárdenas les de la cara y los escuche, pero sobre todo les brinde una solución.

Nubia Rivera, presidenta del Mirador del Rosal, en la comuna 1 de Bucaramanga, afirmó que a través del plantón con el movimiento del agua llegaron a varios acuerdos con la alcaldía y el acueducto, “entre ellos está que el próximo 15 de noviembre empiezan las mesas de trabajo con la alcaldía para dar solución pronta al tema del agua potable. Las expectativas que tenemos es que nos brinden solución con el alcantarillado porque si no tenemos ayuda en ese aspecto, el estado va a quedar incompetente para dar ayuda a la necesidad del agua potable para todas las comunidades, asumimos que no sea una espera a largo tiempo, sino todo lo contrario, donde nos den una respuesta positiva”.

La líder aseguró que de no recibir solución pronta por parte de las entidades a sus habitantes, seguirán en plantón y visibilizando la aguda situación por falta de agua potable en la ciudad.

Asimismo, Ricardo Colmenares, presidente del barrio Nogal 2, sector san Pedro, dijo “a través de la reunión sostenida con los funcionarios del acueducto y la alcaldía se estableció que van a revisar la presión del agua, y por medio de una mesa de trabajo con presencia de Planeación, el Acueducto, Empas y otras entidades para mirar cómo podemos legalizar el sector, aunque ya hemos pagado las tierras y tenemos una escritura, pagamos impuestos, merecemos que la alcaldía nos tenga en cuenta”.

“Nosotros desde el Portal de los Ángeles esperamos que cada casa tenga su contador de agua, tenemos muchas ventajas porque en nuestra comunidad ya existe un proyecto de viabilidad por el acueducto. Esperamos que de esas mesas de trabajo se pueda llegar a un acuerdo con el municipio y se haga realidad, es el único servicio que hace falta”, manifestó la presidenta del Portal de los Ángeles, Aneris Albarracín.

En el barrio La Fortuna, ubicado también en la Comuna 1 de Bucaramanga, sus habitantes tienen un alcantarillado artesanal, no cuentan con red de gas, para el servicio del agua potable se abastecen por turnos, la presión del líquido es poca y la pila pública no da abasto para la cantidad de habitantes, “la prioridad es el agua, hemos ido a realizar el plantón porque somos seres humanos, no tenemos porqué estar sufriendo por ese preciado líquido, el agua no se mendiga es un derecho fundamental”, afirma Mirian Martínez, presidenta del barrio La Fortuna.

“Le exigimos al señor alcalde que nos colabore con los servicios, también es necesario que nos ayuden legalizando el barrio, llevamos 10 años esperando esa legalización, siempre el pretexto es que no somos legalizados, entonces háganlo señores alcaldía de Bucaramanga, requerimos que nos pongan agua potable y arreglen el problema del alcantarillado”, puntualizó la líder.

Otros barrios que también atraviesan esta difícil situación para acceder al agua potable son Luz de Salvación 1 y 2, El Nogal 1 y 2, El Pablón, Los Colorados, Bonanza Campestre, Patio Bonito, Campestre Norte, Villa Patricia, Villa Lina.

Leave a Comment

dieciocho + dieciocho =